Ser Madre es el Trabajo Más Difícil del Mundo


Como es de costumbre, ya se acerca el Día de Celebrar a nuestras madres y aquí no haremos la excepción. Yo todos los días festejo la bendición de tener dos hermosos hijos los cuales me traen enamorada con locura. Pero adicional de las fotos que van a ver en esta publicación, quiero contarles sobre mi experiencia en esto de ser madre.
Nadie habla sobre esto, es hasta en muchas ocasiones un tabú. Cuando estas embarazada por primera vez nadie, te va a hablar del reflujo que sufrirás por 9 meses, de las naúseas, de los malos tratos a nivel social; porque en muchas ocasiones a las
embarazadas nos hacen sentir mal, porque estamos lentas, hormonales y no sabemos tomar decisiones. En lugar de celebrarnos, porque llevamos en nuestro vientre un ser humano, el cual probablemente, se convierta en tu futuro médico, abogado, contable o con simplemente crear un ser humano con valores morales habrás realizado un trabajo más que suficiente. Esta es la lamentable realidad, la cual a muchas mujeres madres no les gusta hablar sobre el tema, porque piensan que pueden intimidar a futuras madres o ya embarazadas.
Otra cosa que es peor de estar embarazada, es cuando le preguntas a mujeres que son madres, cómo les fue en el parto, la gran mayoría mienten y te dicen, fue rápido o la clásica, cuando vez al bebé se te quita todo, y eso es una gran metira. Dar a luz es sumamente doloroso, así que si puedes pagar por la epidural, ¡hazlo!  Las contracciónes son dolorosas, fuertes e intensas, piensa en tus dolores de menstruación elevados a la máxima potencia y combinado con la sensación de que alguien exprime,(sí, escribí exprimir como una toalla mojada), la mitad de tu cuerpo, porque ya hay algo dentro de tí que no debe estar ahí y debe salir a cómo dé lugar. Por esta razón muchas mujeres desean dar a luz por cesárea y con todo el respeto, ¡hay que pujar! Cuando el bebé va a salir por el canal vaginal, piensen en una piña; sí, una piña, es como si de algo tan pequeño extrajeran una piña y tiene que salir. Pero en parte, sí, cuando tu bebé sale de tu cuerpo, tu reacción es de asombro,  yo en mi caso dije: “wao”, no podía creer que mis dos enormes hijos estuviesen incubando dentro de mí por 9 meses.  Los dolores no terminan aquí, comenzamos con la cuarentena, la lactancia, la vida por el resto de tus días sin dormir bien y no hablemos de cuando se enferman por primera vez, uno piensa rápido lo peor.  Con el primer hijo todos somos unos inexpertos y lloramos de desesperación, porque en ocasiones algo simple como un pequeño gas, puede hacerlo gritar por horas. Ya en el segundo embarazo e hijo uno es un “experto”, pero todos los niños son diferentes y dependiendo tu situación económica, social y hasta status marital, todo esto influye en el desarrollo del carácter y la crianza de tus hijos
Fotos por: Amarillo Amarillo Art
Pero poco a poco aceptamos nuestra nueva vida, la vida social es casi cero, a menos que te topes con unos excelentes suegros o que tus padres sean de estos seres de luz divinos, que te digan de vez en cuando, “hija sal y despéjate que yo me quedo con los niños”, esa no es mi suerte. Al final aprendemos a adaptarnos y a entender que ya no se trata de nosotros, si no se trata de criar a nuevos seres humanos, enseñarles valores y obvio darles de comer ¡15 veces al día! Jajajaja, ¡cómo comen mis dos flacos! Adicional a todo lo negativo que les he mencionado, y honestamente no lo hago con mala inteción, lo hago para que parejas o futuras mujeres pensando en ser madres, abran los ojos y entiendan que hay que prepararse (“this is Sparta!!!”, King Leonidas voice, LOL!!). Ser madre es una profesión como cualquier otra, es 24horas al día, nadie te va a pagar un sueldo, mucho menos un plan médico y para nada vacaciones a Bora Bora. Como consejo para futuras madres, la mejor edad para tener hijos son los 28 años en adelante, ya que uno se encuentra en esta edad emocionalmente más estable,(las mujeres, porque al parecer los hombres nunca maduran), ya haz terminado tus estudios, lo más probable tienes un trabajo con un buen sueldo y esta edad es perfecta por la madurez que uno posee, antes de esta edad uno aún se encuentra lideando con altos y bajos emocionales, tal vez te guste salir de parranda todos los fines de semana o aún no haz encontrado el trabajo de tus sueños. En orden a ser un buen padre o madre, tu vida personal y la  professional deben ambas estar lo más estable possible, por qué, creeme va a ser más que suficiente con toda  la presión que vas a sentir en tu vida con tu trabajo de madre o padre.
Ya les conté de lo difícil, ahora les cuento la mejor parte. Para mí, mis hijos son quienes me alegran el día, sus ocurrencias, travesuras y sus cariños no tienen precio. Es la única vez en tu vida que vas a experimentar que un “te quiero”, es realmente sincero y sin ninguna doble intención. Tus hijos se convierten en tus mejores amigos, si eres una madre como yo, que te gusta escucharlos, que valoras su opinión, y al valorar su opinión aclaro; no es dejarles hacer lo que se les venga en gana, sino escucharlos y guiarlos con tus consejos a tomar mejores decisiones. ¡No soy la madre perfecta! He leído libros de disciplina para niños y saben, ¿en qué concluyen cada uno de los libros(cristianos y no cristianos) que he leído acerca de crianza de niños?, dos cosas, estabilidad emocional de los padres y amor, mucho, mucho amor. Sí, leí libros extensos para que al final me dijeran lo que ya sé, pero de vez en cuando es bueno refrescar la memoria. 
 El amor incondional de una madre por sus hijos, es lo que va a hacer la diferencia entre un adulto seguro de sí mismo, que sepa tomar buenas decisiones y con valores. La educación y disciplina van también de la mano a todo esto, pero ya eso sería otro tema extenso de discusión. 
Solo me queda decirles que ser madre es una de las profesiones más duras en el mundo, pero el amor cubre todas las faltas y ese amor tan incondicional que siente una buena madre por sus hijos lo cubre todo. Y claro está pedir mucha dirección Divina, porque a veces nos llevan al borde de la locura. Una locura hermosa, que al llegar las noche y poder tener el privilegio de cantarles una canción original de cuna, (inventada por mi hija de dos años), y al terminar la canción ellos te digan: “I love you mom”, “you are
the best Mom Ever”, eso es lo que hace que la profesión más difícil se convierta en la más recompensante del mundo. Nunca ninguna mujer que no haya tenido hijos, va a saber cuán hermoso se siente esto, y lo siento si ofendo a alguna, lo digo por mi experiencia personal, cuando no tenía hijos no entendía nada y ahora como les explico, todo es diferente, pero en buen sentido.
Espero que todas mis chicas que siguen mi blog y que son madres o están en la preparación de serlo tengan un bello y hermoso Día de las Madres y recuerden enviarle sus regalitos a sus madres, abuelas y tías no esperen a no tenerlas para extrañarlas. Recuerden que aunque sea un día, como dicen muchos, sometido al capitalismo usufructo, ¡no importa!, ese detalle de sacar a comer a tu madre, de enviarle una tarjeta de agradeciemiento, o de llevarle algún detalle, nos llena de satisfacción y lo valoramos como una recompensa de nuestro más valioso tesoro, nuestros hijos.
                                                                               
 


You Might Also Like

0 comments