Grandes Errores en la Primera Cita


Muchas mujeres a mi alrededor, ya en los 30’s, andan preocupadas por el hecho de que aún no han encontrado pareja (honestamente no sé cuál es la preocupación, están felices y no lo saben), pero muchas de estas chicas viven con la ilusión en su corazón de tener un esposo, una casa grande, hijos y viajar, todos como una gran familia feliz. No las culpo, no las critico y las apoyo, pero a veces uno planifica para unas cosas y al final todo toma un giro inesperado, (les habla una mujer separada con dos hijos, ¿qué les puedo decir?), siempre hay que tener plan A, plan B y hasta el plan Z. De todas mis experiencias antes de tener mi familia, mi mayor problema era; ¡las citas!, !sí¡, que horrible, es esto de las citas, ir a cenar con alguien, y tratar de descifrar, que si el hombre quiere algo en serio o si solo quiere llevarse el postre y no tener responsabilidades. Seamos honestas, esto de ser modernas y tener relaciones para solo tener intimidad sin ningún compromiso, cuando uno llega a las 30’s, no se les hace nada de gracioso. En nuestras mentes como mujeres, siempre nos ha encantado el compromiso, tener alguien seguro, a alguien para nosotras y lo malo es que los hombres solteros en esta “Era Tan Moderna”,(para algunas cosas), no le muestran la importancia a las relaciones serias. Dejame ponerles esto más claro,  la mayoría de los hombres, son unos imbéciles, que solo piensan en sexo, ¿y saben lo peor?, que dentro de su egocentrismo, el sexo casual les aumenta el autoestima.  
Cuando un hombre hace el compromiso de amar a una sola mujer y demostrarle lo importante que es ella en su vida sin importar las circunstancias, el resultado va a ser una mujer enamorada, y abnega, ¡pfttt!, ellos se lo pierden, si no quieren algo en serio. A qué hombre no le gustaría tener una suculenta comidita lista cuándo lleguen del trabajo, tener alguien que les dé cariñito del bueno, alguien con quien puedan llegar a tener una intimidad tan y tan espectacular la cual conozcas todos los puntos de satisfacción de esa persona, alguien que le ayude a darle orden y significado a su vida, porque seamos honestos, los hombres solteros, (la mayoría), son un “perfecto caos”, son muy pocos los que logran mantener su vida organizada y corriendo a la perfección sin una compañera fiel. De todas maneras, en parte es culpa de la sociedad en la que vivimos con el constante bombardeo de los diferentes movimientos de convertirnos en autosuficientes, ¡eso no es nada malo!, siempre y cuando tú hayas tomado la decisión personal de quedarte solo o sola. Pero la realidad es otra, les guste o no, fuimos creados para tener compañía, pero no cualquier porquería y menos vamos a ser conformistas, y muchísimo menos le vamos a abrir la puerta a cualquiera para que entre a nuestras vidas. Mujer que lees, sé sabia y estudia a tu compañero bien, capta las señales y ¡OJO!!!, está el labioso mentiroso, que ni te imaginas, hazle caso a tu intuición, antes de dar un paso de compromiso formal o peor cometer el error de enamorarte de alguien que solo quiere utilizarte. Capta las señales, no las ignores, los hombres son bien claros y si quieres saber más, pregúntale desde un principio, ¿qué tipo de relación anda buscando?, la gran mayoría te va a dar una contestación honesta, y jamás te pongas la tarea personal de hacerle cambiar su mentalidad. Cuando un hombre está decidido a algo, es muy difícil hacerle cambiar su parecer.

¡Bueno al grano! Aquí les hago una lista de las cosas que no se deben hacer en una primera cita cuando andas en busqueda de una relación seria:
1-     Vestimenta muy provocativa
Un traje sexy, que te haga lucir tus mejores atributos, no es nada malo para una primera cita, pero sí lo es cuándo muestras mucho cleavage, o tienes un traje con un escote en la espalda que casi se te puede ver el comienzo de tu trasero. ¿Qué le transmite al cerebro del hombre una vestimenta muy provocativa? Que no quieres nada en serio y luego de tres copas puede haber acción.¿Y sabes lo que va a suceder luego de ésto? El caballero no te va a llamar, fuistes muy rápida y él no se ve con una mujer así como para su futura esposa. Existen casos de parejas que desde la primera vez que se ven no se pueden separar el uno del otro, pero son muy poco los casos. Tú sigue las reglas y guíalo, el hombre va a llegar hasta dónde tú lo dejes.
2-     Comer comida que usualmente no comes, solo por impresionar
Por más tonto que suene esto, es una realidad, muchas de nosotras, tratamos de que nuestra cita vea que somos educadas y solo comemos ensaladas, y nos preocupamos por nuestra dieta. Uno de los errores mayores es este, proyéctate tal y como tú eres, ¿tienes hambre?, ¿quieres jartarte de comida? ¡Hazlo!  Nunca dejes de ser tú, claro está sin perder ¡el caché!

3-     Reír de manera exagerada de los chistes tontos que hace
Sí, me ha pasado y a ustedes también, si no lo habías notado, pues aquí te lo dejo saber. A los hombres les encanta que los halaguen, pero mucho halago empalaga y nos hace lucir mal. Las bromas en una cita se utilizan para romper el frío y para disfrutarlas, pero que no se convierta esto en un “stand up comedy show”. Hay muchos temas de interés para discutir en una primera cita.  Muestra lo inteligente que eres sin miedo alguno.

4-     El Narcicismo excesivo
¡Yo!, ¡yo!, ¡yo! La primera queja de los caballeros cuando estan junto a una chica, es que hablen como un Loro sobre ellas mismas, o que los interrumpan mientras ellos hablan, para comenzar a hablar de tí, de tí y solo de tí. Sí, sabemos que eres fabulosa, maravillosa y que haz sobrevivido toda tu vida sin un hombre a tu lado, pero ¿por algo estas en esa cita?, te gustaría encontrar a ese hombre que te complemente. Dale su espacio, habla lo mejor de tí, y permítele hablar de él, al final eres tú la que decides si quieres una segunda cita o no.
5-     Estar en el celular metida en las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, Periscope, ¡etc!)
Fui hace poco a visitar a mi abuelita de 85 años, que se encuentra enferma de salud, y cómo es de costumbre, me llevo el celular en las manos, (y más que estoy pendiente a que cierto alguien me escriba, ¡shhhh!, sin comentarios), y ella se comienza a quejar: ¡áh!, ¡todo el mundo que me viene a visitarme, tiene un aparato de esos en las manos!, ese es el aparato que va a utilizar el Anti-Cristo, para tener el ¡dominio del Mundo! (tenían que ver mi cara y mis ojos más abiertos que los de un pescado en el refrigerador), yo no le falto el
respeto a nadie y lo mejor para evadir esos argumentos, es continuar con otra conversación. Pero la realidad es, que es de mucha falta de respeto cuándo vas a una cita y te pasas revisando tu celular o si decides poner el celular en la mesa y lo volteas boca abajo, creanme eso deja demasiado que decir, porque el que no tiene nada que escoder, no tiene razón por la cual voltear el teléfono. Es solo por el tiempo que dure la cita, las fotografías sí están permitidas, pero postearlas al segundo de haberlas tomado no es de mucho agrado para todo el mundo y en lo personal, guarda los recuerdos para tí hasta que sea algo más oficial, como en buen puertorriqueño decimos, “se salan las cosas”. Dale tiempo, para decirselo a todas tus amigas y cambiar tu status de Facebook. Pon tu celular a vibrar, y no lo contestes a menos que sea algo de emergencia. ¡Disfruta tu cita!

6-     Preguntar a qué religión pertence
Por más extraño que les suene esto, a los hombre no les agrada, que les expongan asuntos de la religión en la primera cita. Discutir creencias es de desagrado cuando conoces a alguien por primera vez o accedes a ir a cenar. Y más si estas pensando en que si no pertenece a tu denominación nunca podrían contraer nupcias. Ten bien claro en tu mente que en el amor no hay barreras.

7-     Tomar más de dos copas
Regla de oro cuando te encuentras en esto de buscar pareja para una relación seria.  Tengo una amiga que en una ocasión me llama para contarme sobre su primera cita:
-Mi amiga: “¡Zilmy! , fuimos a comer y el restaurante era como un cuento de Adas, me trajo flores y cenamos, la comida más exquisita que haya probado en toda mi vida".

-Yo pregunto:  “¿y qué pasó?”

-Mi amiga: Ya van tres días y no me llama.

-Yo: ¿Tomastes más de dos copas?

-Mi amiga: ¡Claaaarooo! Shots de Tequila, Margaritas! De todo en el menu de bebidas.

-Yo: (Silencio sepulcral)

Los hombres no quieren que saques a pasear la borrachona que llevas dentro el primer día que te conocen. Tampoco le quieras demostrar que eres otro pana fuerte, con el que él se pueda ir a beber, porque te vas a quedar como eso, una amiga más. Recuerda no más de dos copas en la primera cita y esto es para ambos.

8-     Tener sexo la primera cita
¡Besar siiiiiiii!!!! Probar los besos de esa persona en la primera cita y si te encantó, plántale un buen beso, eso sí está permitido. Y eso no le transmite ninguna señal errónea al caballero, o si el caballero lo hace primero eso es mucho mejor, al contrario dar un buen beso es señal de que se gustaron. Lo que no está permitido es tener sexo antes de ser monógamos, hay que esperar a que la relación sea oficial. No van a disfrutar de tu galletita, a menos que quieran algo en serio, eso no está ahí para regalarselo a quién sea. Tú vales mucho y conoces lo rápido que muchas de nosotras nos envolvemos, cuándo tenemos intimidad con alguien que nos gusta. El tener intimidad, en el cerebro de las mujeres, es disparar la ilusión de algo más formal. Lamentablemete los hombre no piensan igual, el sexo casual para ellos es algo más normal, y no es nada especial, “sorry not sorry”, es la cruda realidad. Así que si deseas una realción seria, no hay “cookie” hasta que sea algo más formal.

9-     Hacerle la indiscreta pregunta: ¿qué carros posees y cuánto es tu $ueldo?
Creo que con el título, es más que obvio. Le disparas esta pregunta a él sobre cuánto gana o qué marca de auto posee, lo que le vas dar a entender es que andas detrás de su dinero. Quieres saber qué carro posee y cuánto gana, para así poder analizar si puedes ser su futura esposa y te puedes dedicar a ser el “Trophy Wife”, que siempre haz querido ser, muy,¡muy mal!, si andas ¡en este pensamiento!  La base de toda relación es independencia económica, y al hombre le enamora que la mujer sea lo auto-suficiente e independiente cómo para mantenerse ella misma. Cuándo ya tengas una relación más formal y ya sean pareja, y tal vez te dé la opción de quedarte en la casa porque el dinero es suficiente para los dos, sí es una opción viable. Pero aún así, cuando ya sean pareja más formal y si fue decisión de ambos, dedícate a hacer algo desde tu hogar, nunca estés sin hacer nada, ¿por qué?, él te conoció como una mujer independiente, y eso es algo que para ellos es, “turn ON”. Prohibido pregutarle cuánto gana en la primera cita, poco a poco, según lo vayas conociendo te vas a enterar, aunque no se crean, conozco casos de hombres, que llegan en carros deportivos a la primera cita, y no son ni de ellos, es solo para impresionar, (sí en esta vida existe de todo).

10- Hablarle de todos tus fracasos amorosos
¡No! ¡No! ¡No!!!!!! Este es uno de los errores más communes que cometemos todas. Saca la sábana para que comiences a secarte las lágrimas. ¡Por favor!, no le hables de que te divorciastes por infidelidad, o que te dejaron abandonada en el altar, o cómo murió tu prometido en un accidente. Por más contradictorio que suene, no es el momento adecuado para informarle a esa persona que acabas de conocer, el por qué tienes 31 años de edad y estas soltera. Si fuese el caso de que el caballero pregunta, responde de la siguiente manera: “todavía no ha llegado el adecuado” y sonríes. Vas a ver que le vas a dar más sazón a la conversación y él se va a interesar más en tí. ¡Total los 30's son los nuevos 20's!

Cuando vas a una cita es como una lotería, nunca se sabe si te podrías topar con el premio ganador o con una pesadilla, pero ¿qué pierdes si no juegas?  No te preocupes si no lo ves como un futuro potencial para ser una pareja formal, de una  cita pueden surgir dos cosas, un interés genuino o una bonita amistad. ¿Qué puedes perder? ¡Ahhhhh!!! Y caballero que lees es de muy buen gusto que pagues en la primera cita, todavía deja mucho qué decir cuándo en una primera cita hay que dividir la cuenta o la chica tiene que pagar, (creanlo o no me ha pasado y eso es tan poco caballeroso).  Hace poco en una primera cita que tuve el privilegio de asistir y ya terminada la comida, le comento al caballero ¿pago lo mío? , y él dió con un gran grito: ¡NOOO!! , (jajajajaja), le comenté que es que vivo en una generación dónde los hombres no pagan, y ya estoy más que inmune a pagar mi parte de la cena en una cita. ¡Gracias! ¡Gracias!, a los caballeros que todavía pagan la cuenta. Eso deja muchísimo qué decir de ustedes, (¿quieren una compañera y ni tan siquiera les alcanza para pagar una cena?).

Un beso y un abrazo y espero que al igual que a mí y a muchas de mis amigas con las cuales conversé para hacer este post, logren encontrar una buena pareja que las ¡haga feliz! (No, yo sigo soltera! Jajajajaja ellas ya están felices, jajajaja)


You Might Also Like

0 comments